Teletransporte de energía


 

Espectacular hallazgo de un científico japonés que ha descubierto el modo de teletransportar energía, ni más ni menos. A día de hoy se había logrado con fotones, e incluso con átomos, cosa ya bastante difícil, pero el físico oriental ha ideado la manera de aprovechar esa exótica cualidad de la materia, llamada entrelazamiento, para poder teletransportar la propia energía. Las implicaciones que esto puede tener para la ciencia son realmente profundas.

 

El extraño mundo de la física cuántica nos está reportando noticias cada vez más impactantes. La manera tan poco intuitiva que tienen de comportarse las partículas a niveles subatómicos nos sorprenden y nos desorientan a los profanos, pero los físicos especializados están logrando extraer conocimientos muy útiles para explotar estas cualidades tan especiales. Actualmente, el peso de las investigaciones se sustenta en la intención de teletransportar materia de un punto a otro. Una exótica propiedad física llamada entrelazamiento, permite conectar dos partículas de modo tan profundo que el comportamiento de una puede influir en la otra aunque se encuentren separadas por miles de años luz de distancia. 

En 1993, Charlie Bennett del Centro de Investigación Watson de IBM en el Estado de New York y algunos compañeros demostraron cómo transmitir información cuántica de un punto del espacio a otro sin atravesar el espacio intermedio.  Dado que lo que diferencia unas partículas de otras es la información que contienen, propusieron que enviando dicha información y teniendo preparada otra partícula como “recipiente”, no sería necesario enviar la partícula inicial hasta el punto de destino, sino sólo su información, de tal modo que la receptora adoptara la identidad de la emisora. A eso le llamaron teletransporte.


La energía también puede teletransportarse

Masahiro Hotta de la Universidad Tohoku en Japón propone una idea mucho más exótica. ¿Por qué no usar los mismos principios cuánticos para teletransportar energía? Explica el mecanismo de la siguiente manera: El proceso de teletransporte implica hacer una medida de cada una de las partículas entrelazadas. La propia medida de la primera partícula inyecta energía cuántica en el sistema. Entonces demuestra que eligiendo cuidadosamente la medida a realizar en la segunda partícula, es posible extraer la energía original. Todo esto es posible debido a que siempre hay fluctuaciones cuánticas en la energía de cualquier partícula. El proceso de teletransporte te permite inyectar la energía cuántica en un punto del universo y luego aprovechar las fluctuaciones de energía cuántica para extraerla en otro punto. Por supuesto, la energía del sistema global no cambia.

Hotta propone un ejemplo para comprender esto: Una cadena de iones entrelazados que oscilan atrás y adelante en una trampa de campo eléctrico, algo similar a las bolas de Newton. Medir el estado del primer ión inyecta energía en el sistema en forma de un fonón, una oscilación cuántica. Hotta dice que realizando este tipo de medida en el último ión se extrae la energía. Dado que esto puede hacerse a la velocidad de la luz, el fonón no viaja a través de los iones intermedios por lo que no hay calentamiento en estos iones. La energía se transmite sin viajar a través del espacio que media entre uno y otro. Esto es el teletransporte.
 


Las implicaciones prácticas no se conocen pero pueden aclarar el funcionamiento del Universo

Aún no se sabe bien como aprovechar este descubrimiento, pero el campo que se abre por delante puede ser el principio de nuevas tecnologías altamente exóticas y con un poder inusitado. De todos modos, el científico declara que lo realmente apasionante de este tema es que pone en bandeja a la ciencia una forma de explorar la relación entre la información cuántica y la energía cuántica por primera vez. Parece que existe una sensación general de que son las leyes de la información y no de la materia, las que describen mejor el funcionamiento del Universo. Quizá esta nueva relación aclare muchas cosas interesantes en el futuro.

 

Fuente

 

Acerca de Pablo Videla

Estudiante de ingeniería informática DuocUC, actualmente trabajando como Ingeniero de Software.

Publicado el febrero 4, 2010 en Ciencia. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: